expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Translate

quarta-feira, 12 de dezembro de 2012

Furtivo y eterno amor








Fue la primera vez en una mirada furtiva que te encontré, ojos en los ojos con asombro increíble. Intimidad desconocida, rondando los intercambios de miradas, pasión que sofoca e intriga la razón, la lógica más precisa sumerge la convicción. Los porqués sucumben a la emoción abrumadora que tus ojos me hipnotizan. Rayos invisibles lanzados de ellos, invitan y desafían mi flaqueza, pero sería tu belleza? La subjetividad de tu ser me repele y me interroga a concluir, quizás he nacido para ti.  Me hizo descubrir lo que la melodía y la poesía significan, el intrigante hecho de enamorarse, aunque sólo por una mirada. Los sentidos tienen sentido. Me encantaría rimar en el arco iris de tus labios entregándome enteramente, con la poesía del amor, levitar y soñar que la vida valió la pena por haberte conocido. Como dicen: “lo que es bueno dura poco”, así eras tu, tan especial que el tiempo te ha llevado, tan preciosa que el acaso te ha envidiado, pues poeta que soy, eres el apogeo y la inspiración que me planeó esta profesión. Tus ojos me robaron el intelecto y con ellos todas las palabras, me plantó un sentir de emoción dentro del pecho, tan confuso como el corazón, tan intocable que ni siquiera la razón alcanza en sus límites. Amor eterno, cuya eternidad se consagró a un plan inmaterial, que pasó y dejó la eternidad sembrada en una tierra antes deshabitada, tu morada se ha clavado sus raíces, tu existencia me ha transformado completamente y de un modo tan sencillo, con sólo un vistazo me doy cuenta de mi flaca o quizás mi digna humanidad de te amar.